Segregación y adoctrinamiento religioso en las aulas públicas

Si nos dijeran que en la escuela de nuestros hijos durante una hora a la semana los niños blancos van a ir a otra clase a hacer cosas de blancos, y tres o cuatro niños negros tienen que ir al recreo porque esas cosas no las hacen los negros, nos echaríamos las manos a la cabeza, verdad?. Esto sucede porque en nuestra sociedad vemos de forma muy negativa que haya una discriminación por raza, sexo o religión.


Sin embargo, hemos normalizado absolutamente la discriminación por religión que se da en nuestras aulas. Desde que nuestros hijos entran al colegio con 3 años, los niños católicos son segregados durante una hora a la semana para hablar de las cosas de su religión, mientras los niños no católicos son sacados al recreo a jugar. Es decir, de una forma absolutamente clara estamos discriminando a los niños no católicos de los católicos, o viceversa, desde que tienen 3 años de edad.

Por si esto no fuera poco, en épocas como la Navidad el colegio se llena de adornos religiosos como puede ser un Belén. Se representan obras de teatro como el nacimiento de Cristo o también se cantan villancicos religiosos. Todo este adoctrinamiento es sufrido por niños que pueden pertenecer a un credo que no sea el Católico.

 

Un poster, adorno, villancico, teatro, …. pueden parecer inofensivo, pero es el enganche con el que los niños empiezan a conocer la ideología católica. La iglesia lo sabe por eso no quiere salir de las aulas públicas de ninguna manera.

En el Artículo 16 de nuestra Constitución se garantizan la libertad ideológica, religiosa y de culto. Habiendo numerosos Centros Religiosos Privados en los que todos podemos celebrar nuestras fiestas religiosas. Según el mismo Artículo, España es un Estado aconfesional, y por tanto no se debe ensalzar ningún culto sobre otro. No es sorprendente ya que no es el único artículo de la Constitución que no se cumple.

El motivo de este artículo no es solo denunciar la discriminación, segregación y adoctrinamiento por causa de religión en las escuelas públicas españolas, sino también plantear que la única forma de que no suceda esto es que las clases de religión salgan completamente de las escuelas públicas. Las clases y cualquier otro tipo de acto religioso ya sea un teatro, una canción o un adorno.

Mientras los Católicos gozan de total libertad para imponer su credo, a los demás nos violan nuestra Libertad de Credo.

2 comentarios sobre “Segregación y adoctrinamiento religioso en las aulas públicas”

  1. Similar condicion la tienen multiples escuelas bolivianas publicas y privadas pese a que la constitucion boliviana se define como laica superando a la anterior que definia al estado como “catolico, apostolico y romano”

  2. Las iglesias vienen de pasados locos de los hábiles políticos de siempre, y, para siempre; pero hasta que la Revolución Social entre por los cuatro puntos cardinales. Hablar de ‘iglesia’ es perdfer el tiempo, a no ser que, incluso con paslabras, sea destruida para siempre. Iglesia es igual a pensamientos enfermos, pues todavía hay quienes adoran un cristo de palo, de bronce o de metales preciosos: Desde donde se nota claramente que el ser creyente está imbecilizado hasta los huesos. Incluso en las prisiones hay ‘individuos’ que creen en tales conceptos ‘imaginativos’. La mente puede mostrar una química capaz de ‘dejarse de tanta chorrada, como es los belenes, los santuarios, las mezquitas, sinagogas, protagonistas todos ellos del mayor error humano para poder vivir en paz. Bien sabe Queimada que soy ateo por esa gracia de los que fabrican dioses falsos, porque no mueden haber dioses de ninguna otra forma humana. Pocos saben que el sufrimiento viene de todas esas leyendas divinas, a las que todavía son capaces de protegerse ciertos enfermos mentales, como por caso cito a toda la Roma Vaticana, que viene a ser la caja fuerte de la mentira, la envidia, la traición y todas las miserias juntas. No me extiendo más, porque la brevedad puede ser el mejor camino para acabar con lo establecido en todas las parroquias, especialmente al final de cada año. ¡No perdamos el tiempo en ello! Salud y felicidad, son pues, el todo que nos toca defender ahora y siempre. El de siempre…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.